Ser un joven con visión y metas claras

Previamente se platicó acerca del fenómeno Job Hopper, el cual hace referencia a la tendencia de cambiar de empleo constantemente.  Este fenómeno puede traer beneficios, pero también perjudica el desarrollo profesional si no se tienen metas establecidas.

La evolución en la sociedad es inevitable, con el paso del tiempo las generaciones cambian.  Es un proceso normal del cual debemos estar conscientes, dejando de lado los estereotipos o etiquetas, hay que enfocarse en ser un joven con visión y metas claras.

Una persona que salta de trabajo en trabajo sin un objetivo, resulta negativo y refleja falta de seguridad en lo que quiere.

Una persona que cambia de trabajo con la finalidad de obtener nuevos conocimientos, experiencias o simplemente mejorar sus condiciones laborales, no es señal de una persona que no sabe lo que quiere, al contrario, tiene un objetivo y aunque el plan cambie, la meta sigue siendo la misma, sin embargo hay que tener  precaución. Algunos consejos a tomar en cuenta son los siguientes:

  1. Establecimiento de metas: Procura tener claro hacia donde se quiere llegar y si la dirección que estás tomando es la correcta.
  2. Honestidad en entrevistas: Nunca hay que buscar impresionar, muestra claridad y coherencia en lo que se dice
  3. Demuestra multifuncionalidad: Si has cambiado constantemente de empleo, deja claro los beneficios que te ha traído hacer varias actividades y recolectar distintas experiencias.
  4. Muestra resultados: Que no quede en palabras, demuestra tus habilidades.

Recuerda que ser un Job Hopper es un arma de doble filo, y la clave para no caer en aspectos negativos es demostrar la claridad en metas profesionales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *