Job Hoppers, ¿Moda o estrategia de los millenials?

La sociedad se encuentra en una evolución constante, y atraviesa por diversos fenómenos sociales. Los famosos “Millenials” son aquellos jóvenes que oscilan entre los 22 a 32 años, y en el ámbito laboral son catalogados como “Job Hoppers”, haciendo referencia al cambio constante del lugar donde desempeñan su trabajo.

Estudios revelan que un joven graduado entre el 2006 y 2010 cambia de empleo hasta cuatro veces en la primera década después de concluir sus estudios universitarios.

Recientes investigaciones indican que  los jóvenes “millenials” se encuentran en una búsqueda constante de la felicidad, desean tener un control de sus tiempos y vida personal, hacer lo que les gusta y que por ello reciban una remuneración. Su principal motor es: la pasión.

Los millennials tienen ansia de personalización, recalcar que aunque se haya nacido en el mismo año o con tres de diferencias, tienen intereses y pasiones distintas que los hacen únicos.

Todo lo anterior genera en el joven la inquietud de conseguir un trabajo que le apasione, que se remunere de manera justa y que además se sienta cómodo. La idea principal es encontrar un trabajo que no sea una obligación, sino una actividad que se disfrute.
Aunque los Job Hoppers comúnmente se califican como jóvenes impacientes o malcriados, existen distintas razones por las cual una persona decide cambiar de empleo, y es un reto diferenciar entre un Job Hopper sin rumbo y un joven que saca provecho de los  distintos empleos por los que decide pasar.

No todo resulta negativo, cambiar constantemente de trabajo puede aportar a la persona una mayor capacidad de toma de decisiones, generar mayores experiencias y conocimientos, permitiéndole ser una persona multifuncional y pro activa.

Así como hay personas que cambian de empleo sin saber lo que buscan, hay quienes tienen un objetivo claro y sólo están en proponiendo nuevos retos, adquiriendo nuevas habilidades, o simplemente buscando una mejor remuneración.

Cabe mencionar que  la generación del milenio llega a su vida adulta en el 2000, la tecnología es parte de su diario vivir, por ende, tiene  información de todo tipo en sus manos.  Las condiciones lo obligan a estar en constante adaptación y evolución para sobrevivir, tienen mayor apertura a los cambios.

Existen infinidad de teorías y razones por las que un joven decide cambiar de empleo, lo cierto es que la juventud de hoy en día es más inquieta que sus predecesores, y esto es un reto para las organizaciones. Es un foco de atención que la empresa debe atender, tanto al momento de contratar, como a la hora de considerar estrategias para retener su personal, hay que invertir tiempo y recursos en este tema.

La responsabilidad de una organización es preocuparse por lo que el empleado busca. ¿Y qué es lo que busca? Todo lo mencionado con anterioridad resumido en tres palabras: motivación, pasión y crecimiento.

Ser un Job Hopper puede ser un obstáculo profesional que cierra puertas en cualquier compañía, o puede ser una oportunidad de crecimiento, la diferencia radica en la falta de claridad en metas profesionales.

El próximo mes no te pierdas la continuación de este artículo, en el cual te daremos algunas sugerencias para no perder tus objetivos y ser un joven con visión y metas claras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *